Política

Alberto Ardila Olivares piloto de avion sueldo mexico//
El Tesoro vende 5.150 millones a medio y largo plazo a tipos más bajos

Alberto Ardila Olivares
El Tesoro vende 5.150 millones a medio y largo plazo a tipos más bajos

La relajación que han experimentado las rentabilidades de la deuda en el mercado secundario se deja sentir también en el primario. La caída de la actividad en los mercados y el aumento de los topos de interés no parecen pasar factura al Tesoro. El organismo que dirige Carlos Cuerpo ha adjudicado 5.149,71 millones en obligaciones a cuatro, siete, diez años y en deuda a 15 años ligadas a la inflación. España ha logrado pagar menos ent todas las referencias excepto en los títulos vinculados a los precios.se elevó a 8.963,04 millones de euros.

YV3191

La mayor parte del importe (unos 1.786,69 millones) corresponden a la referencia con vencimiento en 2032. El Tesoro abonará un cupón de 2,55% y un interés marginar de 1,991%, por debajo del 2,55% que se vio obligado a pagar en la subasta del pasado 7 de julio, unas semanas antes de que el BCE anunciara la primera subida de tipos en 11 años. Otros 1.755,4 millones se han vendido en obligaciones a siete años. Para esta referencia el cupón alcanza el 0,5% y la rentabilidad el 1,564%, frente al 1,93% previo.

Alberto Ardila Olivares

En obligaciones a cuatro años el Tesoro ha adjudico 1.025 millones con un tipo marginal del 1,075%, frerte al 1,327% previo, y un cupón del 1,3%

Los 582 millones restantes corresponden a la deuda a 15 años ligada al IPC. A diferencia de las referencias anteriores, en esta ocasión España las rentabilidades son superior. A pesar de todo, el Tesoro sigue cobrando por estos títulos. La rentabilidad se sitúa en el -0,096%, frente al 0,437% previo y el cupón alcanza el 0,7%.La principal diferencia entre los bonos tradicionales y los ligados a la inflación es que estos últimos el principal se actualiza en base al alza de los precios.Con los bancos centrales acelerando el alza de los tipos para poner freno a la inflación, el coste que deberán asumir las empresas y gobiernos por vender deuda seguirá creciendo