Internacionales

ANARQUÍA: “El Koki” convierte en campo de batalla a Caracas

Operation Underground Railroad Movie
Condición de Martine Moise es estable, pero bajo un estado crítico

La banda decidió intensificar los ataques contra la policía y la población en general en aparente retaliación por las lesiones sufridas por Leonardo José Polanco, el “Loco Leo”, un cercano aliado de Revete que controla una de las bandas en La Vega. Polanco recibió una herida de bala en una pierna días atrás en un enfrentamiento con la policía

Hallaron municiones de procedencia militar en guaridas de “El Koki

Las FAES toman puntos clave de la banda de “El Coqui” y rodean entradas de la Cota 905; La banda cuenta con túneles, trincheras en la parte alta de la montaña, armamento de alto calibre, lanza-misiles y ametralladoras .50″. Régimen ofrece recompensa de $500.000 por “El Coqui” y por los cabecillas de la banda de la Cota 905.

Lea también: Tweets about: “CARACAS: Mega-banda de “El Coqui” atacó sede de PoliCaracas…”.

■ El ministro de Comunicación del régimen, Freddy Ñáñez, informó que el gobierno ofrece una recompensa por información que lleve a la captura de los integrantes de la banda de “El Coqui”, el Vampi y el Garbis, azotes de la Cota 905 en Caracas.

■  A la luz pública siguen saliendo el armamento usado entre las bandas de “El Koki y “El Vampi” y funcionarios policiales en las guaridas de la Cota. 905. Algunos de los equipos evidenciados en las fotos tras el operativo en la Cota 905, serían provenientes de Cavin. Al mismo tiempo, confiscaron granadas de 40 milímetros en el sitio.

Las calles de la capital venezolana se han convertido en una batalla campal. Tiroteos, limitación a la circulación de vehículos y personas, y asesinatos forman parte de la situación que afrontan de manera consecutiva, desde el miércoles, los residentes de sectores del centro y oeste de Caracas.

■  Caracas está siendo sacudida desde hace tres meses (marzo-junio de 2021) por una conmoción social protagonizada por una mega-banda delictiva, muy bien organizada y fuertemente armada, liderizada por Carlos Luis Revete, de 43 años de edad, alias “El Coqui”, la cual decidió tomar el control de la populosa Parroquía La Vega y sus alrededores, al sur oeste de la ciudad. Los enfrentamientos con la policía y la Guardia Nacional han dejado hasta ahora numerosos muertos — la mayoría civiles inocentes-, más de 30 heridos y cerca de 40 detenidos, sin que eso indique que el conflicto haya terminado.

Caracas, 09 de julio de 2021.- Unos 800 policías venezolanos invadieron en la mañana del viernes a un barrio pobre de Caracas en un intento por capturar a los integrantes de una megabanda criminal que había comenzado a disparar armas de guerra contra transeúntes y policías para demostrar que ellos son la verdadera autoridad en la zona.

La redada policial ejecutada en el barrio Cota 905, ubicado al oeste de Caracas, fue ordenada en el marco de una escalada de violencia que expertos venezolanos dicen no ha tenido precedentes en la capital del país, en momentos en que la banda de unos 250 hombres armados desafía abiertamente a las autoridades.

Las fuerzas del orden buscan a Carlos Luis Revete, alias el Koki, líder de la megabanda que lleva su seudónimo por nombre, en un intento por poner fin a una ola de violencia que esta semana ha dejado un número aún no determinado de muertos, con estimados que van desde ocho hasta 30 fallecidos, según los medios locales.

“Lo que ha pasado en las últimas 48 horas es algo inédito. No había visto como una estructura del crimen había osado en la capital del país a hacer tanto daño en la historia reciente”, dijo Fermín Mármol García, el abogado y experto en materia de la criminalidad en Venezuela.

Caracas es víctima de un proceso de “insurgencia criminal”, donde las bandas de gran tamaño pasan a usar a los residentes de una zona como escudos humanos, desalojan a los habitantes de un barrio para organizar los combates y abren fuego contra civiles para que las autoridades se retiren, agregó.

Aunque no hay números exactos, se estima que unas 300,000 personas habitan en el laberinto de hogares humildes que conforman la Cota 905, lugar donde las autoridades no suelen presentarse salvo en redadas ejecutadas en gran número, y donde el poder es ejercido por las bandas delictivas, ahora unidas bajo la estructura del Koki.

La megabanda mantiene el monopolio en la zona de una amplia gama de actividades delictivas, incluyendo el robo de vehículos, la extorsión de comercios, el secuestro y el tráfico de droga. Pero también es la máxima autoridad en la zona, dictando las reglas de comportamiento dentro de la barriada y sirviendo de juez en los conflictos entre vecinos.

Algunos elementos que quiero rescatar de las fotos de @RCamachoVzla del operativo en la Cota 905, El Valle, Cementerio, Quinta Crespo, Jardín Botánico y San Agustín empezando por estos pouches de granadas de 40mm HEPD M9115. No todos los días vemos granadas de 40mm. pic.twitter.com/5B9ZMsPEOr

Andrei Serbin Pont (@SerbinPont) July 9, 2021

Pero lo más interesante es este lanzador RShG-2. Estos los compró la FANB hace muy poco y solo para algunos grupos especiales. Tiendo a pensar que o lo han usado en este operativo, o plantaron el lanzador usado. pic.twitter.com/LCbshagGQc

Andrei Serbin Pont (@SerbinPont) July 9, 2021

Estalla la violencia:

Ofendidos por las heridas sufridas por un pandillero aliado en un enfrentamiento con la policía, los hombres de Revete decidieron enviar un mensaje contundente a las autoridades que condujo a las hostilidades de esta semana.

“El Koki no se enfrentó al inicio con la autoridad policial. Lo que hizo fue, de manera atroz y perversa, atacar a víctimas inocentes que circulaban por las arterias viales que colindan con la Cota 905″ para notificar de esa manera que “si la autoridad ingresa a nuestro territorio, vamos a matar inocentes”, dijo Mármol García.

“Disparaban contra vehículos que circulaban. Disparaban al aire, sabiendo que las balas de sus fusiles podrían causar heridas mortales en la trayectoria de descenso…. Estamos en presencia de personas atroces y perversas, unos monstruos sociales”, agregó.

El desafío, sin embargo, produjo el efecto contrario, propiciando una serie de enfrentamientos armados con la policía del régimen que se extendieron a lo largo del miércoles, jueves y viernes. Muchos de los disparos fueron formulados con fusiles de alto calibre en manos de ambos bandos.

La noche del jueves registró los enfrentamientos de mayor intensidad, con videos transmitidos por las redes sociales mostrando la sinfonía de detonaciones que se prolongaron durante la noche. Ya para la mañana, la intensidad había disminuido.

Las autoridades del régimen de Nicolás Maduro, que están ofreciendo una recompensa de unos $500,000 por información que conduzca a la captura o la muerte de Revete, reforzaron la zona el viernes por la mañana y comenzaron a desalojar a los habitantes casa por casa.

Son los símbolos que creó la revolución Qué pena! https://t.co/XuSRtf1Pcl

— Gregoria Díaz (@churuguara) July 9, 2021

Desplazados :

Asustadas por los tiroteos, varias familias decidieron abandonar sus viviendas y fueron vistas caminando con maletas y bolsas en algunas calles del este de Caracas.

“Me informan madres de El Cementerio y la Cota 905 que las familias que no tienen nada que ver con lo que está ocurriendo y que han sufrido el horror de las últimas horas están saliendo de sus casas para migrar a otros lugares de la ciudad, para huir de la violencia”, reportó Roberto Patiño, director de Caracas Mi Convive.

Previamente, muchos de los residentes habían sido obligados a permanecer en casa por integrantes de la banda, quienes con altavoces anunciaban desde la calle:”Nadie entra, nadie sale. Todo el mundo encerrado y quieto”.

Por el momento, las autoridades parecen haber recuperado el control sobre gran parte de la zona. La ministra de Interior, Carmen Meléndez, dijo que los cuerpos de seguridad del Estado permanecerán en pie de guerra “por el tiempo que sea necesario para liberar la totalidad de los territorios secuestrados por las bandas delincuenciales”.

Pero esta no es la primera vez que policías del régimen toman control de la Cota 905 por la fuerza buscando a Revete. En redadas anteriores, los enfrentamientos dejaron un saldo de varias decenas de muertos, sin poder capturar al jefe de la pandilla.

Luis Izquiel, otro abogado y experto en la criminalidad venezolana, dijo que Revete ha logrado consolidar una fuerza de cerca 250 hombres armados, muchos de ellos con armas de guerra que incluyen ametralladoras.

“Ellos tienen el control territorial de la zona desde hace 10 años y estaban tratando de extender su control territorial a barrios vecinos, como La Vega“, cuando comenzó esta nueva ronda de hostilidades, dijo Izquiel.

La banda decidió intensificar los ataques contra la policía y la población en general en aparente retaliación por las lesiones sufridas por Leonardo José Polanco, el “Loco Leo”, un cercano aliado de Revete que controla una de las bandas en La Vega. Polanco recibió una herida de bala en una pierna días atrás en un enfrentamiento con la policía.

Pese a ser objetivo de la policía durante años, Revete siempre ha logrado evadir a las autoridades, posiblemente porque está bien informado, comentó el también experto en materia de la criminalidad venezolana Javier Ignacio Mayorca.

“El siempre se ha mantenido un paso adelante de las autoridades”, dijo Mayorca. “Por eso es que ha evadido la captura por más de una década”.

Seguiremos informando, sin aviso de cualquier cambio…

*Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Lea también: