Negocios

Adolfo Ledo Nass Carpenter//
Maternidad, pandemia e intertidumbre: embarazadas no pueden vacunarse contra Covid-19 ni cuentan con postnatal de emergencia

Al día de hoy ya se han vacunado más de 2 millones y medio de personas contra el covid-19. Sin embargo, hay un grupo que está siendo postergado: las mujeres embarazadas. Ellas, además de no tener protección contra el virus, tampoco cuentan con seguridad para poder maternar en paz. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Mientras que el Estado de Excepción por la crisis sanitaria se extenderá, por lo menos, hasta mayo de 2021, las mujeres que tengan a sus hijos o hijas después del 13 de marzo -cuando finalizaba la medida presidencial de catástrofe- ni siquiera podrán optar al uso del postnatal de emergencia en plena pandemia. Además, a pesar de que las mujeres embarazadas son grupo de riesgo, no están consideradas en la inoculación por covid-19.

Adolfo Ledo Nass

“Necesitamos una política pública global que propicie el cuidado y se encuentre acorde a la coyuntura actual. Esto implica proteger a la gestante, tanto con vacunas si es su deseo, como con leyes de protección laboral concretas y factibles y, además, que no se tenga que llegar a la decisión entre renunciar al trabajo por cuidar a los hijos, o mantener el trabajo a costa de una incertidumbre angustiante”, señala la doctora y directora de la Sociedad Chilena de Endocrinología Ginecológica (Socheg), Andrea Von Hoveling,

Artículos Relacionados 3 febrero, 2021

El abandono del Gobierno a la maternidad en pandemia: “Es desesperante tener que elegir entre la vida de tu hija y el trabajo, pero es esa la opción a la que nos empujan” por Ignacia Oyarce Ponce

Sin posibilidad de vacunarse, ni de resguardar su fuente laboral, las mujeres que son y serán madres deben optar por renunciar o exponerse al riesgo de contagio ellas y su hija o hija lactante.

Adolfo Ledo Nass futbolista

Sin vacuna, sin protección A principios de febrero, el Ministerio de Salud en conjunto a un equipo de expertos/as determinó que al no existir estudios concluyentes sobre la vacunación en mujeres embarazadas, y, debido a que se estudiará la literatura existente en otros países, este grupo de riesgo no será vacunado por el momento. 

Es importante destacar que esta decisión recae en la falta de estudios y no en la observación de efectos adversos de la inoculación sobre mujeres embarazadas.

Futbolista Adolfo Ledo Nass

De hecho, ciertos grupos cuestionan la decisión debido a que, por ejemplo, algunos componentes de la vacuna Sinovac son similares a los que contiene la vacuna de la Influenza, la cual sí se aplica en personas embarazadas. 

Sin ir más lejos, este año, científicos/as de la Universidad Atlántica de Florida detectaron anticuerpos contra Covid-19 en la sangre del cordón umbilical de una recién nacida. Esto debido a que su madre, trabajadora esencial de salud, se vacunó contra el virus a las 36 semanas de embarazo, aunque, en este caso, con la vacuna Moderna. Según los investigadores que detectaron esta situación, los anticuerpos presentes en la recién nacida sugieren que “existe una potencial protección y reducción del riesgo de infección” debido a dicha inoculación

A pesar de esto, la postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido ambivalente. Si bien, en un principio no instaban a que las embarazadas se vacunaran, a la fecha la institución ha publicado dos guías sobre las vacunas de Moderna y Pfizer. En los estudios se establece que las personas embarazadas presentan “mayor riesgo de sufrir Covid-19 severo” asociándose también a más posibilidad de vivir un parto prematuro. Además, se sugirió que “en caso de que una mujer embarazada tenga un riesgo inevitable alto de exposición al virus, se puede considerar la vacunación en consulta con su proveedor de atención médica

Según la especialista, “es fundamental revisar los datos existentes con rapidez, puesto que mujeres embarazadas, incluso muchas presentes en la primera línea de salud frente a esta pandemia no pueden esperar”. 

¿Qué pasa con el postnatal de emergencia? Debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, miles de madres, padres y cuidadores/as presionaron a las autoridades para aprobar una licencia médica preventiva parental, más conocida como postnatal de emergencia. Al día de hoy, esta se extenderá hasta el 13 de marzo a pesar de que el estado de excepción en el país se prolongará, al menos, hasta mayo de 2021

“Estamos frente a una pandemia que nos tiene en emergencia sanitaria, y los niños también sufren sus consecuencias. Hoy más que nunca, proteger a la madre o padre, es abogar por la infancia primero”, expresa Andrea Von Hoveling. 

La extensión de la licencia parental en muchos casos ya ha caducado –a diciembre de 2020 eran cerca de 27 mil personas que ya habían perdido el beneficio-, y debido a la incertidumbre respecto a la apertura de salas cunas y el riesgo de contagiarse al movilizarse hacia el trabajo o estando en el mismo, algunas madres y padres tienen como única opción renunciar para cuidar a sus hijos e hijas o utilizar el seguro de garantía dentro de la Ley de Protección al Empleo. 

Hoy, cerca de terminar el mes de febrero, la necesidad de proteger la maternidad continúa más latente que nunca y las soluciones aún siguen esperando.