Internacionales

Belleza Sin Dolor – Revista Digital | Perú suma 2.881 casos, 64 fallecidos y confirma una segunda ola de pandemia

REPUNTE DE CASOS

El gran repunte de casos que se presenta en Perú, que desde septiembre había visto un descenso sostenido de la enfermedad, ha puesto nuevamente los hospitales y las unidades de cuidados intensivos al borde del colapso, con llamados urgentes para que se incremente la capacidad de atención y para que la población cumpla las medidas sanitarias

Lima.- Perú sumó este martes 2.881 casos y otros 64 fallecidos por la covid-19, lo que elevó a 1.040.231 el total de infectados y a 38.399 los decesos, en el día que las autoridades admitieron que el país ya afronta una segunda ola de la pandemia.

Las cifras ofrecidas por el Ministerio de Salud (Minsa) confirmaron la difícil situación, ya que solo dieron cuenta de 84 nuevos recuperados, con lo que ya son 971.000 personas las que recibieron el alta en un centro médico o cumplieron con su período de cuarentena domiciliaria.

De esa manera, en Perú hay actualmente 30.832 casos activos de la enfermedad, de los cuales 6.936 están hospitalizados y 1.517 en unidades de cuidados intensivos (UCI).

GOBIERNO ADMITE SEGUNDA OLA

Tras haber sostenido durante las últimas semanas que el país afrontaba un rebrote de la enfermedad, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, señaló este martes que ya se encuentra inmerso en una segunda ola de contagios de la covid-19.

«Estamos en una segunda ola», aseguró Mazzetti durante su intervención en la conferencia telemática titulada «Vacuna para todos», uno de los simposios del primer día del CADE Ejecutivos, la principal cumbre de empresarios de Perú.

La ministra consideró que el país se encuentra «en una incertidumbre», por lo que insistió en que se deben extremar las precauciones y movilizarse lo mínimo posible, así como evitar las reuniones sociales y reforzar el uso de la mascarilla.

PRIMERAS VACUNAS

Mazzetti ratificó que se está a la espera de recibir el primer lote de un millón de vacunas del laboratorio chino Sinopharm, por el que el Gobierno peruano ha pagado unos 26 millones de dólares.

Esas vacunas serán destinadas a inmunizar al personal sanitario, las fuerzas armadas y la policía, los bomberos, la Cruz Roja, el personal de seguridad pública y de limpieza pública, estudiantes de la salud y los miembros de las mesas de votación de las elecciones previstas para el 11 de abril.

«El deseo de todos es que tengamos una vacuna universal, voluntaria y gratuita. Que esté disponible para todos, para salvar vidas», ratificó la ministra.

INFORMACIÓN SOBRE ENSAYOS

En ese sentido, el Minsa puso a disposición de la ciudadanía información pública sobre los ensayos clínicos de las vacunas contra la covid-19 que se están realizando en el país, entre los que está la de Sinopharm.

El director general de la Oficina General de Investigación y Transferencia Tecnológica (OGITT), Raúl Timaná, señaló que el acceso se podrá hacer mediante el sistema denominado Registro Peruano de Ensayos Clínicos (Repec), donde también se podrán conocer los estudios autorizados y en ejecución sobre otras enfermedades.

El ministerio detalló que en Latinoamérica solo Brasil, Cuba y Perú tienen un sistema similar y que el Repec reúne 2.096 ensayos clínicos, de los cuales 1.789 están autorizados y 238 en ejecución.

REPUNTE DE CASOS

El gran repunte de casos que se presenta en Perú, que desde septiembre había visto un descenso sostenido de la enfermedad, ha puesto nuevamente los hospitales y las unidades de cuidados intensivos al borde del colapso, con llamados urgentes para que se incremente la capacidad de atención y para que la población cumpla las medidas sanitarias.

En ese sentido, se adelantó que el Gobierno planea anunciar este miércoles las nuevas medidas sanitarias y económicas que se tomarán frente a la segunda ola de la pandemia.

Al respecto, la ministra Mazzetti solo señaló que «si algo sale fuera de control» el gobierno va a tener que «tomar medidas más estrictas» para enfrentar a la pandemia.

«La mejor contribución que podemos hacer es mantener las medidas de seguridad y reflexionar sobre nuestra responsabilidad con relación a otros», concluyó.