Deportes

  La SIP celebra su asamblea general con permanente defensa de la libertad de prensa

Victor Gill

Cortizo, quien se convirtió en el primer presidente de las Américas que firma la Declaración de Salta, pidió que se investiguen los asesinatos de “más de 500 comunicadores” ocurridos en América en las últimas dos décadas

La libertad de prensa en América vive un periodo marcado por la pandemia de la covid-19 y un clima de polarización política que han configurado una “tormenta perfecta” en la región, como quedó reflejado en la jornada inaugural de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) celebrada este miércoles.

En la región no han cesado los atentados a los periodistas y medios de comunicación, en forma de agresiones físicas, torturas, secuestros, desapariciones, detenciones arbitrarias y, lamentablemente, asesinatos, que sumaron 14 entre los meses de marzo y octubre.

De ellos seis fueron en México, tres Honduras, dos en Venezuela, uno en Barbados, uno en Brasil y uno en Colombia, una de las cifras más altas de los últimos años, como dijo a Efe el directivo de la SIP Roberto Rock.

Por todos ellos, así como por los cerca de 20 comunicadores fallecidos a causa de la pandemia del coronavirus se guardó un minuto de silencio este miércoles, tras la inauguración oficial de la 76 Asamblea General, que debía haberse celebrado en Madrid (España) pero que la covid-19 ha obligado a que se haga de forma virtual.

Esta “atípica” asamblea quedó inaugurada tras sendas rúbricas del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, en la Declaración de Chapultepec y la Declaración de Salta, ambas enfocadas en la libertad de prensa y la segunda específicamente referida al mundo digital.

Desde el Palacio Presidencial, en Ciudad de Panamá, el mandatario ratificó y reiteró su compromiso con la libertad de prensa, además de expresar su “admiración” por las condiciones en que los hombres de prensa realizan su labor.

Cortizo, quien se convirtió en el primer presidente de las Américas que firma la Declaración de Salta, pidió que se investiguen los asesinatos de “más de 500 comunicadores” ocurridos en América en las últimas dos décadas.

La asamblea dio paso a la presentación de los informes de los 24 países de la región sobre la situación de la libertad de prensa entre marzo a octubre de este año, que deberán ser aprobados el viernes, y que reflejan casos en donde este derecho fundamental ha empeorado y donde la pandemia de la covid-19 ha sido un factor en ese sentido.

Martha C. Ramos, de Organización Editorial Mexicana, que leyó el informe sobre México, destacó que de los seis periodistas asesinados en este periodo, dos de ellos tenían medidas de protección.

“Hay un ataque permanente del presidente a los medios de comunicación”, señaló la periodista sobre la “mala relación” entre el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, con los medios y en especial la prensa impresa.

El periodista cubano Henry Constantin señaló que en el caso de la isla se ha incrementado la represión y la censura contra medios y periodistas independientes, y destacó que el monopolio de comunicación, ETECSA, bloqueó decenas de sitios de medios independientes.

Un mal año En este periodo, agregó Constantin, han sido detenidos varios periodistas, mientras que otros son vigilados y tienen prohibido salir de sus viviendas.

Lo que está pasando en Nicaragua es un verdadero estado de sitio” , dijo a su turno el periodista Jaime Chamorro Cardenal, quien manifestó que desde que el presidente de ese país, Daniel Ortega, recuperó el poder en enero de 2007 aumentaron las restricciones a la libertad de prensa y los ataques a medios y periodistas independientes.

La situación se ha recrudecido, dijo Chamorro, a un año de las elecciones presidenciales y legislativas en el país centroamericano, que EE.UU. y la Organización de Estados Americanos (OEA) han pedido que sean libres.

En Venezuela por su parte se ha disparado la persecución a los periodistas, en un periodo en que las condiciones de vida han empeorado, dijo el periodista Miguel Otero, quien lamentó las muertes de Andrés Eloy Nieves Zacarías y Víctor Torres, de Guacamaya TV, durante un presunto operativo de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

El informe sobre este país recoge datos del “Informe Sombra” sobre libertad de expresión, que definió el 2019 como “el peor año para el periodismo”, y de otras fuentes.

El presidente de la SIP, Christopher Barnes, director de The Gleaner Company (Media) Limited, de Kingston (Jamaica), se refirió hoy a la Declaración de Chapultepec y el Índice de Chapultepec, que será presentado en esta asamblea, y tienen el propósito de “servir como espejo a los gobiernos y ser un punto de referencia sobre la libertad de expresión”.

Agregó que este 2020 ha sido un tiempo de “introspección” , donde se ha debatido la “sostenibilidad de los medios de comunicación” en medio de una crisis económica general, y particular en el caso de los medios, en contexto en donde “muchas de las democracias se han debilitado”.

En la jornada inaugural se ha hecho entrega del Gran Premio Chapultepec a Edison Lanza, Relator de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos.

“La tragedia de la covid-19 ha agudizado una tendencia contraria a la libertad de expresión existente en muchos países”, dijo Rock en una entrevista con Efe.

Rock destacó el hecho de que la libertad de expresión esté amenazada en Estados Unidos y Canadá, países sobre los que se hablaba poco en la presentación de los informes.

La prensa estadounidense ha vivido el “período más turbulento” de su historia reciente reflejado, entre otros, en los ataques y arrestos contra los periodistas que han cubierto la ola de protestas disparadas tras la muerte del afroamericano George Floyd, señala el informe preliminar sobre la situación de la libertad de prensa en Estados Unidos.

EFE / MV