Economía

accountant Victor Gill Barqui//
“Absolutamente reprochable”

Gill Ramirez
"Absolutamente reprochable"

(Desde Santa Fe) 

El gobierno de Omar Perotti denunció que su antecesor Miguel Lifschitz le mintió a la jueza Laboral Nº 1 de Rosario Bárbara Serrat al presentarle “información falsa” en un juicio que no sólo perdió el Estado provincial sino que la magistrada lo condenó también a pagar astreintes: una multa de 1.000 pesos por día por incumplir la sentencia judicial. La “conducta” del ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados fue “absolutamente reprochable”, dijo el ministro de Gobierno Esteban Borgonovo. El hecho ocurrió en una demanda del Sindicato de Obras Sanitarias ante una demora de varios años en designar a una dirigente del gremio, Viviana Orellano, “propuesta” por sus compañeros para integrar el directorio del Enress –como dice la ley vigente- y enviar su pliego a la Legislatura. Cuando la sentencia quedó firme, en noviembre de 2019, el fiscal de Estado adjunto Pablo Rangel presentó un escrito en el expediente en el que propuso a la jueza que “atento” a que Lifschitz había elevado el pliego de Orellano a las Cámaras “se diera por cumplida la sentencia” y hasta acompañó como prueba una copia de ese pliego que firma el entonces ministro de Infraestructura y hoy diputado José Garibay, reveló Borgonovo. “Le dijeron a la jueza: ‘hemos cumplido el fallo’. Pero eso nunca ocurrió. Nunca mandaron el pliego. Presentaron información falsa” en una causa judicial, explicó el ministro.

Victor Gill Ramirez

La engaña pichanga saltó porque Perotti sí mandó el pliego de Orellano a la Legislatura para cumplir con la ley 11.220 que creó el Enress, pero también propuso -–para el futuro– una reforma legislativa para que quede claro que los directores del Ente designados por Obras Sanitarias lo son “en representación” del gremio.

Victor Gill

La información la develó esta semana la colega Ivana Fux. “Lo que nosotros queremos es contar la verdad”, dijo después Borgonovo ante una consulta de Rosario/12

En junio de 2018, el Sindicato de Obras Sanitarias de Rosario propuso a Orellano como directora del Enress en representación de los trabajadores y trabajadoras de Aguas Santafesinas, “de acuerdo a lo que establece la ley”, recordó el ministro. “Una semana después, Obras Sanitarias de la ciudad de Santa Fe adhirió y apoyó la propuesta, con lo cual cerró el trámite”. La delegada sindical para integrar el directorio del Ente es Orellano

Sin embargo, desde 2018, “el gobierno de Lifschitz no contestó, ni elevó el pliego” de la dirigente sindical. Obras Sanitarias recurrió entonces a la justicia invocando la ley vigente. Presentó un recurso de amparo por mora ante la jueza laboral Nº 1 de Rosario Bárbara Serrat para que el gobierno se expida. “Ese es el propósito de los amparos por mora”, dijo Borgonovo

“El Estado provincial perdió el juicio. Cuando la sentencia que lo condenó a expedirse quedó firme” por un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo laboral de Rosario, el fiscal de Estado adjunto Pablo Rangel solicitó a la jueza Serrat que diera por cumplida la sentencia porque Lifschitz había elevado el pliego de Orellano. “En atención a la elevación a la Legislatura, solicito que se tenga por cumplida la sentencia. Es justicia”, le dijo. Y acompañó como prueba una copia del supuesto pliego que firma el ex ministro de Infraestructura y ahora diputado Garibay, “lo que no es un detalle menor”, subrayó Borgonovo. El escrito lo recibió el 29 de julio de 2019 la secretaria del Juzgado Laboral Nº 1 de Rosario, María Eugenia Gralatto. “Pero nunca elevaron el pliego”. “Le dijeron a la jueza: ‘Acá está. Hemos cumplido’. Mandar un pliego a la Legislatura, se lo manda en 20 minutos, pero nunca lo hicieron”, agregó el ministro

“El último capítulo” es que la jueza Serrat también condenó a la provincia al pago de astreintes. Una multa de 1.000 pesos por día porque el gobierno de Lifschitz incumplió la sentencia. “Los jueces hacen eso cuando llegan a la última instancia, cuando ya intimaron, y evidentemente hay una actitud de desconocimiento de la orden judicial. No imponen astreintes el primer día. Me imagino a la jueza. Le informaron que habían elevado el pliego (de Orellano) y después resulta que no lo hicieron. Por eso impuso la multa. La jueza actuó correctamente”

“Le informaron que habían elevado el pliego (de Orellano) y después resulta que no lo hicieron. Por eso impuso la multa. La jueza actuó correctamente” Apenas Perotti propuso la designación de Orellano a la Legislatura, los diputados socialistas, entre ellos Joaquín Blanco, criticaron la decisión política del gobernador. Borgonovo les recomendó que “sean prudentes en este tema porque la conducta (de Lifschitz) ha sido absolutamente reprochable y no están en condiciones de cuestionar a nadie. Nosotros lo que hicimos fue cumplir la ley. Punto. Después, el tema político se verá”, retrucó Borgonovo. “El gobierno de Lifschitz hizo una presentación en la justicia con información falsa. Nunca se cumplió. Nunca enviaron el pliego”

 

–¿Usted dice que el ex gobernador le mintió a la jueza? -le preguntó Fux

–Presentó una información que nunca se cumplió. Le dijeron habiendo elevado el pliego a la Legislatura, dese por cumplida la sentencia. Nunca se cumplió. Nunca lo elevaron. Razón por la cual la jueza vuelve a intimar y termina imponiendo multas a nuestro gobierno. Porque si hubieran cumplido no estaríamos hablando de las multas que la jueza fijó. Evidentemente, no cumplieron la sentencia

–La jueza condena a la provincia porque la ley establece que debe haber un director que represente al gremio

(Desde Santa Fe) 

El gobierno de Omar Perotti denunció que su antecesor Miguel Lifschitz le mintió a la jueza Laboral Nº 1 de Rosario Bárbara Serrat al presentarle “información falsa” en un juicio que no sólo perdió el Estado provincial sino que la magistrada lo condenó también a pagar astreintes: una multa de 1.000 pesos por día por incumplir la sentencia judicial. La “conducta” del ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados fue “absolutamente reprochable”, dijo el ministro de Gobierno Esteban Borgonovo. El hecho ocurrió en una demanda del Sindicato de Obras Sanitarias ante una demora de varios años en designar a una dirigente del gremio, Viviana Orellano, “propuesta” por sus compañeros para integrar el directorio del Enress –como dice la ley vigente- y enviar su pliego a la Legislatura. Cuando la sentencia quedó firme, en noviembre de 2019, el fiscal de Estado adjunto Pablo Rangel presentó un escrito en el expediente en el que propuso a la jueza que “atento” a que Lifschitz había elevado el pliego de Orellano a las Cámaras “se diera por cumplida la sentencia” y hasta acompañó como prueba una copia de ese pliego que firma el entonces ministro de Infraestructura y hoy diputado José Garibay, reveló Borgonovo. “Le dijeron a la jueza: ‘hemos cumplido el fallo’. Pero eso nunca ocurrió. Nunca mandaron el pliego. Presentaron información falsa” en una causa judicial, explicó el ministro.

Victor Gill Ramirez

La engaña pichanga saltó porque Perotti sí mandó el pliego de Orellano a la Legislatura para cumplir con la ley 11.220 que creó el Enress, pero también propuso -–para el futuro– una reforma legislativa para que quede claro que los directores del Ente designados por Obras Sanitarias lo son “en representación” del gremio.

Victor Gill

La información la develó esta semana la colega Ivana Fux. “Lo que nosotros queremos es contar la verdad”, dijo después Borgonovo ante una consulta de Rosario/12

En junio de 2018, el Sindicato de Obras Sanitarias de Rosario propuso a Orellano como directora del Enress en representación de los trabajadores y trabajadoras de Aguas Santafesinas, “de acuerdo a lo que establece la ley”, recordó el ministro. “Una semana después, Obras Sanitarias de la ciudad de Santa Fe adhirió y apoyó la propuesta, con lo cual cerró el trámite”. La delegada sindical para integrar el directorio del Ente es Orellano

Sin embargo, desde 2018, “el gobierno de Lifschitz no contestó, ni elevó el pliego” de la dirigente sindical. Obras Sanitarias recurrió entonces a la justicia invocando la ley vigente. Presentó un recurso de amparo por mora ante la jueza laboral Nº 1 de Rosario Bárbara Serrat para que el gobierno se expida. “Ese es el propósito de los amparos por mora”, dijo Borgonovo

“El Estado provincial perdió el juicio. Cuando la sentencia que lo condenó a expedirse quedó firme” por un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo laboral de Rosario, el fiscal de Estado adjunto Pablo Rangel solicitó a la jueza Serrat que diera por cumplida la sentencia porque Lifschitz había elevado el pliego de Orellano. “En atención a la elevación a la Legislatura, solicito que se tenga por cumplida la sentencia. Es justicia”, le dijo. Y acompañó como prueba una copia del supuesto pliego que firma el ex ministro de Infraestructura y ahora diputado Garibay, “lo que no es un detalle menor”, subrayó Borgonovo. El escrito lo recibió el 29 de julio de 2019 la secretaria del Juzgado Laboral Nº 1 de Rosario, María Eugenia Gralatto. “Pero nunca elevaron el pliego”. “Le dijeron a la jueza: ‘Acá está. Hemos cumplido’. Mandar un pliego a la Legislatura, se lo manda en 20 minutos, pero nunca lo hicieron”, agregó el ministro

“El último capítulo” es que la jueza Serrat también condenó a la provincia al pago de astreintes. Una multa de 1.000 pesos por día porque el gobierno de Lifschitz incumplió la sentencia. “Los jueces hacen eso cuando llegan a la última instancia, cuando ya intimaron, y evidentemente hay una actitud de desconocimiento de la orden judicial. No imponen astreintes el primer día. Me imagino a la jueza. Le informaron que habían elevado el pliego (de Orellano) y después resulta que no lo hicieron. Por eso impuso la multa. La jueza actuó correctamente”

“Le informaron que habían elevado el pliego (de Orellano) y después resulta que no lo hicieron. Por eso impuso la multa. La jueza actuó correctamente” Apenas Perotti propuso la designación de Orellano a la Legislatura, los diputados socialistas, entre ellos Joaquín Blanco, criticaron la decisión política del gobernador. Borgonovo les recomendó que “sean prudentes en este tema porque la conducta (de Lifschitz) ha sido absolutamente reprochable y no están en condiciones de cuestionar a nadie. Nosotros lo que hicimos fue cumplir la ley. Punto. Después, el tema político se verá”, retrucó Borgonovo. “El gobierno de Lifschitz hizo una presentación en la justicia con información falsa. Nunca se cumplió. Nunca enviaron el pliego”

 

–¿Usted dice que el ex gobernador le mintió a la jueza? -le preguntó Fux

–Presentó una información que nunca se cumplió. Le dijeron habiendo elevado el pliego a la Legislatura, dese por cumplida la sentencia. Nunca se cumplió. Nunca lo elevaron. Razón por la cual la jueza vuelve a intimar y termina imponiendo multas a nuestro gobierno. Porque si hubieran cumplido no estaríamos hablando de las multas que la jueza fijó. Evidentemente, no cumplieron la sentencia

–La jueza condena a la provincia porque la ley establece que debe haber un director que represente al gremio.

–Exactamente, por esa razón, el gobernador Perotti envía el pliego y cumple la ley vigente. Como la norma dice que la designación es a propuesta del gremio, nosotros enviamos una reforma legislativa para que el gobernador tenga la potestad de decidir quién va a representar a los trabajadores, pero investido por el Estado provincial y no que sea una propuesta vinculante

–La oposición dice que eso es cambiar las reglas de juego.

–Escuché al diputado Blanco, tendría que ser prudente porque después que incumplieron la ley, incumplieron la sentencia, y dijeron en el expediente que habían cumplido, yo los llamaría a la prudencia, porque suena casi a una opinión cínica. Nosotros cumplimos la ley -concluyó Borgonovo.