Internacionales

Ana de Armas, o cómo volar de Cuba a la cima de Hollywood

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
El Roto

La película de 2005 Una rosa de Francia, del director Manuel Gutiérrez Aragón, ya tenía elegido su reparto cuando llegó Ana de Armas a cambiar los planes. El cineasta recuerda la situación entre risas: “Apareció, y la verdad es que acabó con todas”. La actriz, entonces con 17 años, se ganó un papel en la producción con un derroche de talento que parecía innato. “Es de esos casos raros que surgen en el cine en el que el actor sabe lo que tiene que hacer sin que nadie se lo diga”, agrega el director con el que la intérprete se dio a conocer en España. Ahora, casi 15 años después, esa misma Ana de Armas (Santa Cruz del Norte, Cuba, 31 años) es protagonista de una carrera que la ha llevado cada vez más cerca de la cima del cine en Estados Unidos. Seguir leyendo .