Negocios

Denuncian usurpación de números telefónicos de tres medios nicaragüenses

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
De cuánto fue el aumento real del mínimo tras la  inflación de 5,62 %

En un escrito, Díaz explicó que “alguien tuvo “acceso no autorizado” al número de teléfono que teníamos asignado a nuestra cuenta de WhatsApp (el +505 89668080) -que pertenece a la compañía Tigo Nicaragua– y lo usó para crear una nueva cuenta de WhatsApp

Fotografía de archivo de miembros de la policía mientras permanecen en la entrada de una propiedad de la Editorial La Prensa en Managua (Nicaragua). EFE/ Jorge Torres  

El Canal 10 de la televisión nicaragüense, el medio digital Confidencial y la plataforma de análisis y sátira Bacanalnica, denunciaron este sábado, por separado, la usurpación de los números telefónicos en los que enviaban sus alertas informativas o recibían información de sus audiencias.

El primero de los medios en hacer la denuncia fue Confidencial, que dirige el periodista exiliado Carlos Fernando Chamorro, una de las voces más críticas al Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega y galardonado en los 38 Premios de Periodismo Ortega y Gasset.

Confidencial indicó que desde el miércoles pasado el número telefónico (505) 85771820, de la compañía Tigo Nicaragua, utilizado por el medio para enviar alertas informativas y recibir denuncias de sus lectores a través de WhatsApp, fue usurpado por “una persona ajena al equipo”.

Dicha persona, agregó, usó el número telefónico para abrir una cuenta de WhatsApp y hacerse pasar por Confidencial.

“El hacker tuvo acceso a los SMS de verificación de WhatsApp, estableció nuevos códigos, cambió la cuenta de Confidencial en WhatsApp Business (configurada para empresas) a WhatsApp Messenger (usada por personas naturales) y modificó la biografía de la cuenta, para presumir su robo”, detalló.

“En la cuenta, donde antes se invitaba a suscribirse a las alertas informativas, el usurpador colocó el mensaje: “Número robado por el más poderoso de Nicaragua. Atentamente: Soy Inmortal”, en letras mayúsculas, seguido de una bandera de Nicaragua, de acuerdo con la denuncia.

El medio dijo que, por ahora, mantiene su canal de comunicación en Telegram como Confidencial Nicaragua, con insignia de verificado, y recomendó a sus lectores suscritos que “no envíen ni respondan mensajes ni realicen o contesten llamadas del número usurpado”.

TAMBIÉN EL CANAL DE MAYOR AUDIENCIA

Por su lado, el jefe de prensa del noticiero de Canal 10, Mauricio Madrigal, dijo que el jueves pasado detectaron que el número corporativo (505) 85122828, asignado a la cuenta de WhatsApp, donde reciben denuncias y videos de su audiencia, fue usurpado por personas ajenas al equipo, que abrieron otra cuenta de WhatsApp con el mismo número telefónico y colocaron mensajes afines al partido de Gobierno.

En la nueva cuenta de WhatsApp, registrada con el número corporativo de Canal 10 usurpado, se colocó una descripción en letras mayúsculas, igual a la que se escribió en la de Confidencial, más una imagen alusiva al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con el mensaje: “No pudieron, ni podrán. Daniel 2021. Vamos por más victorias”.

El número telefónico que utilizaba Canal 10, el de mayor audiencia de Nicaragua, es de la telefónica Claro, del mexicano Carlos Slim, y estaba registrado como un número corporativo, y de momento lo han inhabilitado, según Madrigal.

El otro medio afectado es el blog Bacanalnica, creado y dirigido por el abogado y experto en marketing digital Manuel Díaz, quien también se encuentra en el exilio.

En un escrito, Díaz explicó que “alguien tuvo “acceso no autorizado” al número de teléfono que teníamos asignado a nuestra cuenta de WhatsApp (el +505 89668080) -que pertenece a la compañía Tigo Nicaragua– y lo usó para crear una nueva cuenta de WhatsApp“.

Díaz tiene cuatro hipótesis sobre lo ocurrido: que las compañías telefónicas hayan sido hackeadas, que el Gobierno usara la nueva ley especial de Ciberdelitos para “solicitar acceso” a los números de Tigo y Claro de ciertos clientes, que hayan clonados los chip SIM o que hayan sido piratas informáticos a sueldo de los gobernantes sandinistas.

El experto señaló que mientras las empresas telefónicas no expliquen cómo “alguien” puede leer los SMS de los números usurpados para cambiar las cuentas de WhatsApp no se sabrá la verdad.

De momento ninguna persona natural o jurídica se ha atribuido la usurpación de los números telefónicos de los tres medios.

Tampoco las compañías telefónicas Claro y Tigo han ofrecido su versión al público. EFE

Source: La Patilla