Negocios

Omar Estacio Z.: ¿Qué sigue en los juicios contra Carvajal y Saab?

Alberto Ardila Olivares
Mundial Catar 2022: Italia y Portugal conocerán la ruta en el sorteo de la repesca

Los letrados acudirán, igualmente, para participar en el acto voir dire que es, en el que se valora la idoneidad de los integrantes del jurado. Si se comprueba la inhabilidad de uno o varios, se convocará al respectivo o respectivos suplentes

Dos de los muchísimos procesos judiciales que cursan ante tribunales extranjeros contra personalidades del chavomadurismo por delitos atroces, entran en fase crítica, el venidero diciembre.

La más reciente escaramuza de Hugo Carvajal, para impedir su entrega a EE. UU., por la justicia española, ha consistido en haberles ofrecido colaboración a los investigadores de Italia que se trasladaron hasta Madrid para interrogarlo, a cambio de  asilo político en ese país. Sin embargo, solo hay asilo, territorial o diplomático y ni Carvajal se encuentra en Italia, ni se ha refugiado en la sede de ninguna misión del servicio exterior de ese país. Además, tal como han divulgado los medios de comunicación, el Ministerio del Interior de España rechazó, el recurso de reposición contra la negativa de asilo político al “Pollo” como también se le conoce, y ocurre que, en el ámbito de la Unión Europea, UE, se ha creado una política común que se expresa, entre otros aspectos, en la imposibilidad que a quien le haya sido rechazado  asilo por un país del “Espacio de Schengen”  vuelva a demandar tal especie de protección ante cualquier otro Estado miembro de la misma UE (cfr. Convención de Dublín, 1990; Reglamento Dublín II, 2000, y las dos propuestas adicionales de 2009 formuladas a Comisión de la UE).

Por consiguiente, la hipotética petición de asilo a Italia, si es que se llega a formalizar, sería rechazada ad initio y, por ende, mal podría impedir la temida extradición a EE. UU..

Al día de hoy, la suerte de Carvajal, pende, nada más, que de los tribunales de España. Es concreto, que éstos no acepten la oferta que le formuló  EE. UU. al Estado español de eliminación -vía apelación o por indulto- de la eventual condena a perpetuidad  de Carvajal” por la justicia norteamericana. Tal oferta, además de haber recibido el aval de la Fiscalía española, se ajusta  a los términos del Texto integrado de las disposiciones del Tratado Bilateral de Extradición España-EE.UU., y del Tratado de Extradición UE-EE.UU. del 17 de diciembre de 2004) en el que no se contempla la potencial condena a cadena perpetua como impedimento para la entrega de los extraditables de parte de los Estados firmantes  (Artículo VII).

El llamado “Pollo”, conserva, todavía, el derecho a recurrir ante el Tribunal de DD. HH. o de Estrasburgo de la UE.  Solo que la jurisprudencia de esa instancia comunitaria lo ampararía, únicamente, si en EE. UU., hubiese, práctica reiterada de ataques contra la vida o integridad física de encarcelados en situaciones  similares a la de Carvajal.  Lo cual, tampoco, es el caso. 

La locuacidad del solicitado en extradición, indica, que una vez en EE. UU., más temprano que tarde, les estará suministrando a las agencias de investigación norteamericanas, información comprometedora para la cúpula encabezada por  Maduro.  Todo vale, para conseguir alguna ventaja penitenciaria o rebaja, por pequeña que sea, a los años de cárcel  que podrían ser muchos.

Mientras tanto, en la Corte del Distrito Sureste de Florida, EE. UU., presidida por el juez Robert N. Scola, expediente 1:2019cr20450  se procesa a Alex Nain Saab Morán, supuesto testaferro del susodicho Maduro. 

A las 9:00 a.m., del próximo 28 de diciembre -que quizás se adelante para el viernes de la próxima semana- se llevará a cabo, la audiencia de “Convocatoria de Calendario” (“Calendar Call”) en la sede del tribunal antes mencionado,  400 N. Miami Avenue, Miami, Florida y todos los abogados, del acusado y de la Fiscalía  deben acudir, muy puntuales. Según el previo pronunciamiento del juez Scala del 16 del presente noviembre, los referidos grupos de litigantes, deberán consignar sus listados con los nombres de testigos que propongan y/o de los anexos que consignarán como evidencia (“Exhibits”) en el trámite oral  y público del juicio .

Los letrados acudirán, igualmente, para participar en el acto voir dire que es, en el que se valora la idoneidad de los integrantes del jurado. Si se comprueba la inhabilidad de uno o varios, se convocará al respectivo o respectivos suplentes.

 A escasa semana después del 28 de diciembre, en específico, el tres de enero de 2022, se abrirá el juicio oral con presencia  del juez, el jurado, los fiscales, los defensores, el acusado y el público asistente.   La severidad de la posible condena, de hasta un máximo de 20 años de prisión, más la exhibición, una por una, de las evidencias incriminatorias, hasta entonces, desconocidas por el acusado y su equipo de defensores, quizás sirvan de disuasorio para el referido acusado. Una “Declaratoria de Culpabilidad” (“Plea Guilty”),  del señor Saab parece lo más probable. Y si  va aparejada de informaciones útiles para la seguridad de EE. UU., podrían representarle una considerable reducción a la condena. Tiempo habrá durante el desarrollo del proceso, para la formalización de tal tipo de acuerdo.

Malos augurios, para la cúpula de los desgobernantes de Venezuela por los comprometedores secretos, guardados hasta ahora, por Carvajal y de Saab

Se ha convertido en rutina, que ante la justicia extranjera, indicien a funcionarios, exfuncionarios y allegados a la tiranía, por crímenes de delincuencia organizada internacional, narcotráfico y/o corrupción, nunca juzgados, ni investigados en Venezuela:  Nicolás Maduro, de 59 años; Diosdado Cabello, 58,; el susodicho Hugo Carvajal Barrios, 61; Clíver Alcalá Cordones, 60; Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, 64;  Seuxis Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”, 53; Maikel Moreno, 56; Tareck El Aissami Maddah , 47; Joselit Ramirez Camacho, 33; Luis Motta Domínguez , 68; Nestor Reverol Torres, 56; Edylberto Molina Molina,  59; Vassyly Kotosky Villarroel, Rafael Villasana Fernández; Nervis Villalobos Cárdenas. Por razones de espacio, no hemos incluido el total de buscados por la justicia extranjera. Faltaría, además, agregarle los sancionados, en sede administrativa, por la OFAC, la UE y algunos gobiernos democráticos. 

Y así pretenden que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, se trague el cuento que en Venezuela, hay un Poder Judicial, independiente, autónomo, capaz de juzgar con apego al debido proceso, los gravísimos crímenes que han cometido en el país, quienes lo han convertido en santuario de malhechores. @omarestacio