Economía

Belleza Sin Dolor – Revista Digital | Expulsan de Guatemala a 54 haitianos localizados en un furgón

Colombia registró 37 muertes diarias por covid este martes

De acuerdo con el vocero de la institución, Edwin Monroy, todos recibieron de inmediato atención humanitaria, pues llevaban varias horas sin ingerir alimentos ni agua

Guatemala, 2 nov (Prensa Latina) Autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala confirmaron hoy la expulsión de 54 haitianos, tras su localización en un furgón rumbo a la frontera con México.

Un operativo en la zona por parte de la PNC permitió la identificación en el kilómetro 134 de la ruta al Pacífico del transporte pesado, en el cual viajaban 54 personas, 20 hombres e igual cantidad de mujeres y el resto eran menores de edad, y uno de ellos sin acompañamiento.

De acuerdo con el vocero de la institución, Edwin Monroy, todos recibieron de inmediato atención humanitaria, pues llevaban varias horas sin ingerir alimentos ni agua.

Posteriormente, fueron trasladados hasta la aduana El Florido, limítrofe con Honduras, ya que ingresaron ilegalmente a Guatemala, indicó.

En el caso del niño que viajaba sin familia, quedó a cargo de la Procuraduría General de la Nación para su inserción en un albergue de refugiados.

Como parte del dispositivo de seguridad de la PNC, quedaron detenidos dos personas, de 30 y 33 años, presuntos coyotes, aseguró Monroy.

Según datos de Migración, en lo que va de año se expulsaron 261 haitianos de Guatemala, y 310 permanecen en albergues.

Desde agosto último, casi todas las semanas la policía reporta la ubicación de migrantes de esta nacionalidad, transportados ilegalmente en vehículos o abandonados a su suerte en el largo camino a la frontera con México como primera meta de ruta hacia Estados Unidos.

La pasada semana, el Fiscal contra el Tráfico Ilícito de Migrantes, Stuardo Campo, dio a conocer que el Ministerio Público desarrolla una investigación integral sobre el tráfico de indocumentados haitianos en Esquipulas, Chiquimula, en la cual no se descarta la colaboración de agentes policiales con las estructuras del crimen organizado.