Negocios

Belleza Sin Dolor – Revista Digital | De éxito de Netflix a estafa para los inversores: el token del Juego del Calamar se derrumba

Auto: ancora un calo a due cifre, meno 35,7% a ottobre

 Los temores a una supuesta estafa llevaron a alertar de cuentas falsas en Twitter y a que varias de las plataformas de intercambio de criptoactivos no aceptaran a Squid Games por no cumplir determinados requisitos

Al calor del éxito de la serie de Netflix El juego del calamar, en el universo de las criptodivisas surgió un nuevo token, el Squid Game. Y si la serie surcoreana se convirtió de la noche a la mañana en la más vista en la historia de la plataforma de películas y series en streaming, igual furor se vivió por el token. 

El activo digital, que hace solo una semana cotizaba a un centavo de dólar, llegó a intercambiarse por 2.800 dólares el pasado día 1 de noviembre para esfumarse poco después. Su valor se ha hundido hasta los 0,0038 dólares y el token, que se definía como “una criptomoneda para jugar para ganar” se ha convertido en una estafa que ha arramplado con la inversión de no pocos inversores.

Según el portal Gizmodo, los desarrolladores de este activo digital habrían obtenido unos 3,38 millones de dólares, cifra que otras plataformas elevan a los 11,9 millones de dólares. El activo llamó la atención del mundo criptográfico al ofrecer varios errores en su libro blanco: errores gramaticales y ortográficos, y afirmaciones “imposibles de verificar” encendieron las alarmas al igual que un folleto que contaba con menos de un mes de vida. Unas alarmas que sin embargo no lograron eliminar el interés por el activo hasta que fue tarde.

 Los temores a una supuesta estafa llevaron a alertar de cuentas falsas en Twitter y a que varias de las plataformas de intercambio de criptoactivos no aceptaran a Squid Games por no cumplir determinados requisitos.