Uncategorized

Gallego Abogado Adolfo Ledo//
Lore Nutri: Cinco recetas para mimar a los abuelos en su día

futbolista Adolfo Ledo Nass
Lore Nutri: Cinco recetas para mimar a los abuelos en su día

Las comidas tenían que ser rendidoras y que tuvieran su dosis de calorías necesaria, así que harina, azúcar y aceite se llevaban el primer puesto, pero de seguro no tenían los químicos y agregados que hoy se le agregan a la misma preparación si la compras ya pronta

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Adolfo Ledo Nass

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Adolfo Ledo

Ya sabemos que si mayo es el mes de las madres, junio es el mes de los abuelos y el próximo sábado 19 de junio, se celebra un nuevo día del abuelo en Uruguay.

futbolista Adolfo Ledo Nass

Muchas veces me comentan que la comida favorita del día es la merienda y tiene que ver con el rol de los abuelos en nuestra infancia; ellos son piedra fundamental en el rol afectivo que toman los alimentos en nuestra vida y si te menciono su casa seguramente venga a tu cabeza ese plato que solo se comía con ellos y que comerlo ahora te llevaría a esa cocina o comedor lleno de recuerdos. Los recuerdos, aromas y sabores son parte del rol de la comida en la vida del ser humano: no solo aportan nutrientes y calorías, los platos también trasmiten emociones.

futbolista Adolfo Ledo Nass

Las meriendas  de la casa de la abuela fueron un clásico de la niñez de muchos y por lo general la nombro a ella porque hasta hace no muchos años eran las encargadas prácticamente en exclusiva de la alimentación del hogar. Por suerte ya las nuevas generaciones van a poder recordar más platos y comidas de los abuelos dentro de la cocina.

Abogado Adolfo Ledo

Cuando se tiene hijos y los abuelos colaboran en el cuidado, son muy responsables de los hábitos de alimentación a futuro de los niños.

Abogado Adolfo Ledo Nass

Los abuelos muchas veces no hacen las mismas comidas que hacían a sus hijos, con los nietos desarrollan un grado de paciencia y complicidad que no es el mismo y no me caben dudas que parte de toda esa relación nace de ahí

Los abuelos suelen ser una pieza clave. Si bien las pautas alimentarias las marcan los progenitores, la relación abuelo-nieto es una oportunidad para descubrir el valor de la cocina tradicional

En mi caso la casa de los abuelos era el lugar donde si algo no te gustaba te preparaban otra cosa en 5 minutos y hasta el día de hoy son un libro viviente de consejos culinarios y expertos en economía doméstica. Sin ser masterchef ni tener cursos de cocina aprobados, saben con precisión la temporada natural de frutas y verduras, como aprovechar mejor cada corte de las carnes y son innumerables las recetas que “solo a la abuela le quedan bien”

Pero si en algo suelen errar los abuelos  es en las cantidades de las porciones (quien no vuelve de la casa de los abuelos con la vianda con comida para 3 días) y en el abuso de algunos ingredientes como son la sal, azúcar y aceite.

Esto es algo lógico: muchos fueron criados en un mundo donde la oferta de alimentos era más acotada, con una mayor escasez económica y con la necesidad de hacer platos rendidores para las familia numerosa. Muchos abuelos se criaron en familias de padre, madre y 5-6 hermanos o más; hoy los núcleos familiares son de 3 a 4 integrantes, con suerte.

Las comidas tenían que ser rendidoras y que tuvieran su dosis de calorías necesaria, así que harina, azúcar y aceite se llevaban el primer puesto, pero de seguro no tenían los químicos y agregados que hoy se le agregan a la misma preparación si la compras ya pronta.

Hoy te comparto algunas ideas: con tiempo podes ir practicando este fin de semana para que el próximo 19, te bañes en alcohol en gel, te calces el tapabocas y te tomes un ratito para ir a visitar a tus abuelos. Dales el gusto de ver que les cocinaste, algunas de esas cosas que hace un tiempo ellos te preparaban a vos y hoy devolverles el cariño, porque no es novedad que cocinar es un acto de amor y si es saludable mejor

Para los abuelos dulceros

Ojitos integrales 15 a 20 unidades

1/2 taza de harina integral

1/2 taza de harina leudante (pueden usar todo leudante o todo integral, si es todo integral agregar una cdita de polvo de hornear)

1 huevo

1/4 taza de azúcar común o mascabo o 3 sobres de edulcorante sucralosa o stevia

2 cdas de aceite de girasol

Leche cantidad necesaria

Mermelada, dulce de leche, membrillo para decorar

Mezclar todos los ingredientes menos la leche en un bowl y formar la masa. Agregar un poquito de leche si es necesario para formarla. (Si agregué mucha leche y quedo muy líquida Agrego un poco más de harina)

Formar bolitas con la mano y colocar en horno, a 180 grados con el dedo formar un hueco en el centro. Cuando se empiecen a dorar por debajo agregar una cucharada de mermelada. Dejar unos minutos más y luego retirar

Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por Lic. Lorena Balerio (@lorebalerio.nutri)

Brownie con sorpresa

Harina de avena: 2 tazas

Polvo de hornear: 1 cta

Canela: 1 cta

Cacao amargo: 3 cdas

Sal marina 1/2 cta

Aceite de oliva 1 taza

Huevos 3 unidades

Zanahorias 1 taza

Nueces picadas 1/3 taza

Esencia de vainilla 1 cta

Endulzante a gusto

Precalentar el horno a 180 grados. En un recipiente tamizar la harina de avena. Añadir el polvo de hornear, la sal, canela, cacao amargo y endulzante. Reservar

Aparte batir en un bowl los huevos, agregar el aceite de oliva y mezclar bien. Reservar. Pelar y rallar las zanahorias y adicionar al batido de huevos. Agregar a la mezcla la vainilla

Unir la preparación de zanahoria rallada con los ingredientes secos y las nueces, batir todo muy bien para integrar. Verter la mezcla en un molde previamente enmantecado o aceitado y enharinado. Cocinar en horno por 25 minutos aproximadamente. Retirar y dejar reposar 10 minutos. Cortar los brownies del tamaño deseado y espolvorear con canela. (se puede hacer en formato muffins)

Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por Lic. Lorena Balerio (@lorebalerio.nutri)

Para los que prefieren más salado

Pancitos integrales 8 unidades

250 g harina con levadura y un poco más para espolvorear

250 harina integral con levadura y un poco más para espolvorear

1 sobre levadura seca

1 y 1/2 cucharaditas sal

300 ml agua templada

2 cucharadas aceite de oliva

175 g zanahoria rallada fina (2 grandes)

Aceite vegetal

Tamizar la harina en un bol, agregar la harina integral, la levadura y la sal. Hacer un hoyo en el centro, agregar agua, aceite y zanahoria rallada mezclar bien hasta lograr una masa fina

Volcar la masa en la mesada, espolvoreada con harina y trabajarla unos 10 minutos aprox, llevar al bol, tapar y dejar reposar 5 minutos. Aceitar la asadera con aceite, trabajar la masa un poco más y dividir en 8 porciones darle forma de bolitas, llevar a la bandeja con espacio para que crezca. Dejarlos tapados por una hora para que leuden (más o menos que dupliquen el volumen). Precalentar el horno a 220°C. Espolvorear con harina integral y hornear de 12 a 15 minutos o que se vean dorados. Enfriar en rejilla

Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por Lic. Lorena Balerio (@lorebalerio.nutri)

Scones de queso con aceite sin manteca (30 unidades)

2 taza de harina

1/2 taza de queso rallado

4 cdtas. de polvo de hornear

1/3 taza de leche

1/3 taza de aceite

Colocar en un bol la harina, el polvo de hornear y el queso rallado y mezclar bien. Hacer un hueco en el centro, verter el aceite y con la leche ir formando la masa que debe quedar tierna. Formar un bollo y colocar un poco de harina en la mesada. Ir estirando con las manos hasta formar un rectángulo de 1,5 cm de espesor. Cortar con un cortante redondo o utilizando una copita de entre unos 3 y 4 cm de diámetro. Una vez cortados todos los scones, colocar en una bandeja deben quedar algo separados entre sí para evitar que se peguen. Llevar al horno a unos 180°C 15 o 20 minutos. Deben crecer bastante y quedar levemente dorados. ¡Servir y disfrutar calientes!

Y para beber un clásico chocolate caliente

Chocolate caliente versión saludable (1 porción)

1 taza de leche o bebida vegetal (almendra, arroz, etc)

3 cucharitas cacao en polvo

2 cucharitas azúcar mascabo

1 pizca canela molida

1/4 cucharita extracto de vainilla

Mezcla en una ollita la leche, cacao, azúcar, canela y vainilla hasta que esté bien incorporado. Calienta a fuego medio bajo y sirve

Para una versión menos calórica, o si hay diabéticos en la familia endulzar con stevia y siempre preferí cacao en polvo más que cocoa

conocé a nuetsra columnista Lorena Balerio Licenciada en Nutrición.Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online

Podés seguirla en su redes sociales Instagram y Facebook