Economía

Ciberdelincuencia: tres delitos son los más comunes en Cochabamba

Según el primer estudio diagnóstico sobre la ciberdelincuencia en Bolivia, en el departamento de Cochabamba se registra un alto índice de violencia de tipos penales vinculados al uso de internet.

Casos de trata y tráfico de personas, proxenetismo y pornografía infantil son denuncias que, de manera recurrente, se presentan ante estas dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Pero, ¿qué es la ciberdelincuencia? La acción delictiva que realiza una persona a través de la utilización de un medio informático o lesionando los derechos del titular de un elemento informático, se trate de equipos o de los programas.

Cochabamba tiene la particularidad de registrar el más alto índice de delitos de violencia, con alguna relación directa o indirecta con el internet”, mencionó Fabián Espinoza Valencia, quien con el apoyo de la Fundación Construir elaboró este estudio.

Espinoza dijo que por diferentes circunstancias, la Policía no avanza de manera efectiva en lo que se refiere al cibercrimen. Esto debido a los cambios constantes de los encargados de esta división.

“Además, la Policía no tiene una noción de protección de datos, se brinda informes con fotografías, números de celular del denunciante y el investigador; esto es lo que nos llama la atención”, indicó.

Espinoza explicó que el principal objetivo del diagnóstico es evidenciar que la administración de justiciase delata arraigada a la capacidad de realizar una prosecución óptima cuando se trata de ilícitos relacionados con el internet.

Quienes hoy por hoy administran la justicia boliviana aún no han tomado plena conciencia de todos los daños directos, colaterales y transversales que ocasiona la ciberdelincuencia”, mencionó.

Según el catedrático, es complejo abordar el fenómeno de la ciberdelincuencia a nivel global y local.

Por ejemplo, prácticamente la totalidad de los asientos judiciales ha negado la existencia de algún documento relativo a la ciberseguridad. No existe un mecanismo idóneo para el registro de causas. Algunas autoridades judiciales asumen que, por el área competencial, no se ventila procesos relacionados directa o indirectamente con el ciberespacio. En muchos casos se puede divisar la intervención de las tecnologías de información y comunicación únicamente en la etapa preliminar de investigación y de manera complementaria a los medios probatorios tradicionales. En promedio la cantidad de delitos informáticos no supera el 30% de la carga procesal a nivel nacional.

La Paz cuenta con la mayor cantidad de procesos registrados relativos a delitos informáticos. Cochabamba reporta los más altos índices de violencia vinculados con el ciberespacio. Durante la realización del estudio no se pudo recabar información sobre la situación en la que se encuentra el departamento de Santa Cruz, esto por la negativa de la presidencia.

 

Recomendaciones

Como Estado se requiere establecer políticas criminales progresivas que respondan a los lineamientos que establece en dicha materia el derecho internacional público, a partir del convenio de ciberdelincuencia y, a su vez, con la tipología instaurada en la abrogada ley en la sección IV relativa a delitos informáticos, desde los principios de lesividad calificada y extraterritorialidad. 

Quienes hoy por hoy administran la justicia boliviana, aún no han tomado plena conciencia de todos los daños directos, colaterales y transversales que ocasiona la ciberdelincuencia.

 

 

SEPA MÁS

¿Qué son los ciberdelitos?

Es un delito informático, acción ilegal que tiene como objetivo destruir y dañar ordenadores, medios electrónicos, redes de Internet o afectar a personas.

 

Phishing

Suplantación de identidad, término informático sobre un modelo de abuso digital  que busca conseguir información confidencial.

 

Ingeniería social

Es la práctica de obtener información confidencial a través de la manipulación de los datos de los usuarios legítimos. Hacerse pasar por víctima para capturar a delincuentes.

 

esp_seguridad_2_yuri_tapia.jpg Director de la Felcc, Yury Tapia Tapia. ARCHIVO La mirada se dirige a las entidades financieras Cada año las entidades financieras invierten millones de dólares en innovación tecnológica para tratar de mejorar la experiencia de sus usuarios en diferentes plataformas, pero es la seguridad informática la que determina el valor más importante de la empresa: la reputación.

Según la Organización de Estados Americanos (OEA), la banca en América Latina pertenece a uno de los sectores más atacados actualmente por el cibercrimen.

A medida que se da la modernización, también se diversifican los ciberdelitos, que ahora no sólo están enfocados en el robo de dinero sino en la sustracción de datos personales, porque “la información es poder y el poder es dinero”, explicó Álvaro Andrade, experto en seguridad informática y CEO de Ethical Hacking Consultores con base en Panamá.

“El robo de información es lo que está más fuerte, está empezando a lucrar y quien tenga la mayor cantidad de información va a llegar a controlar mercados porque dependiendo de la tecnología todo el mundo está expuesto a suplantación de identidad, robo de credenciales, phishing, suplantación de portales web y otros”, asegura Andrade.

Por ejemplo, cuando se crean páginas falsas de entidades financieras o sitios de compras online, los delincuentes informáticos pueden obtener información confidencial de víctimas anónimas, como nombre, contraseñas, direcciones de correo electrónico,, de tarjetas de crédito y códigos PIN, entre otros.

 

Perfiles falsos en redes sociales, un peligro inminente para los jóvenes El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Yury Tapia, informó que entre los últimos casos que atendió esta unidad policial, se encuentra un caso de estafa.

“Un hombre a través de un perfil falso de Facebook concretaba citas con damas de compañía, a quienes luego de requerir sus servicios no les pagaba. Usa la foto de una mujer, quien supuestamente contactaba a los clientes con las trabajadoras sexuales”, señaló.

Las víctimas de explotación sexual y trata y tráfico de personas, en su mayoría, son captadas a través de las redes sociales. El perito informático Jorge Mauricio Méndez advirtió que los proxenetas atraen a sus víctimas con ofertas laborales engañosas.

“Generan catálogos virtuales para ofrecer a sus víctimas. Usan las selfies que suben las jóvenes para ofrecerlas a los potenciales clientes”, explicó Méndez.

Agregó que “estos antisociales usan cualquier medio tecnológico como herramienta para captar a sus víctimas: el sector más vulnerable: los niños, ya que los pedófilos y pederastas están activos de manera permanente. Están al acecho”.

El perito informático señaló que existe un desconocimiento sobre el peligro que representa la tecnología para los jóvenes y menores de edad.